Publicaciones Periódicos. EL SOL. Madrid, 1917-1939 (Segunda parte)

 El Sol: "LOS MAESTROS DE LA HISTORIETA"

Al que algo quiere, algo le cuesta

En diciembre de 1923 El Sol comienza la prestigiosa sección "LOS MAESTROS DE LA HISTORIETA" publicada diariamente en la página cuarta del periódico y en la que participarán los mejores dibujantes del momento: Bagaria, Sancha, Tovar, K-Hito, Castelao, Truan y otros. Entre ellos se encontraba José Arrue, que colaboró con más de 100 historietas entre 1924 y 1931, año en que Nicolás María Urgoiti deja la presidencia de La Papelera Española y junto con los redactores de El Sol, su director Félix Lorenzo y su gran colaborador desde el inicio y, en gran medida, responsable de la línea editorial del periódico, José Ortega y Gasset, funda el periódico republicano Crisol.

La primera historieta de José Arrue, titulada Al que algo quiere, algo le cuesta, apareció el 2 de enero de 1924.

El Sol, 2-I-1924, Al que algo quiere, algo le cuesta                                                                         


Antonio Martín, en el artículo “Tebeos de calidad en Madrid” publicado en Tebeosfera, escribe sobre la importancia de esta sección de El Sol:

“…el diario El Sol crea y mantiene, al menos hasta 1930, la sección diaria “Los Maestros de la Historieta”, habitualmente en formato tira, en la que cada día un dibujante realiza una historieta. Por esta sección única –y nunca repetida al mismo nivel–, que muestra la importancia, o como mínimo el interés por la historieta existente en algunas de las publicaciones de Madrid de esta época, pasan y realizan sus obras muchos de los mejores dibujantes españoles de humor, entre ellos Martínez de León, Robledano, López Rubio, José Arrué, Tono, Sancha, Bagaría, etc.       

El interés por la historieta que muestran muchos de los ilustradores y dibujantes españoles más interesantes de esta década y su perfecto conocimiento de los mecanismos expresivos del medio, les permite llevar la historieta española hacia la modernidad, más allá de los estrechos límites en los que se debaten los tebeos de tipo popular.”

El dibujo impecable de José Arrue, su sano sentido del humor y su fina ironía eran muy del agrado de los lectores del periódico El Sol, que, por otro lado, tuvieron la oportunidad, gracias a la meticulosidad de los dibujos, de conocer costumbres y tradiciones del país vasco al cual, en su mayoría, admiraban y respetaban.

Cuando José y Ramiro Arrue, en abril de 1928, viajaron a Sudamérica para exponer la obra de los cuatro hermanos, el periódico, además de desearles éxito, advirtió a sus lectores que las historietas de José Arrue se mantendrían durante la ausencia. Sin embargo, no pudo cumplirse el compromiso y, tras informar, durante el período que duró el viaje, de los diferentes acontecimientos ligados a las exposiciones, El Sol volvió a recordar a sus lectores que, una vez finalizado el viaje, las historietas de José Arrue ocuparían de nuevo su espacio en “LOS MAESTROS DE LA HISTORIETA”

El Sol, 18-1V-1928
El Sol, 27-X-1928

La gran personalidad de José Arrue le hizo ser siempre respetado y querido en todos los ambientes en los que se movió y no fue una excepción el caso de los directivos, colaboradores y lectores del periódico El Sol.

El dibujante e ilustrador, colaborador de El Sol, Emilio Ferrer Espel (Barcelona, 1899-1970) publicó en septiembre de 1926 una bonita historieta titulada El buen amigo, dedicada a José Arrue, imitando su estilo.


El Sol, 10-IX-1926

La importancia de la caricatura, fundamentalmente en las primeras décadas del siglo XX, ha sido magníficamente relatada por José Luis Guijarro Alonso en su excelente libro Cuidado con la pintura: caricaturas del arte en tiempo de vanguardia: Madrid, 1909-1925, publicado por la editorial Eutelequia en 2012.

Reproducimos los siguientes párrafos:




José Francés (1883-1964), periodista, crítico de arte, traductor y novelista, dedicó gran parte de su vida al “ennoblecimiento” del arte de la caricatura. Fue, entre otras muchas cosas, el fundador de los Salones de Humoristas. En La Esfera, bajo el seudónimo de Silvio Lago, escribió en varias ocasiones sobre los hermanos Arrue.

José Arrue participó en el III Salón de Humoristas, organizado por la Asociación de la Prensa Diaria de Barcelona en los salones del Hotel Ritz, entre el 5 y el 20 de diciembre de 1924.

Se presentaron cerca de 90 dibujantes, muchos de ellos de reconocido prestigio.

El primer premio fue asignado a Bagaria y José Arrue, junto a Ricardo Opisso, fueron premiados con sendos extraordinarios.

La noticia apareció en todos los periódicos de mayor difusión de la época. Señalamos aquí, por su originalidad, el artículo publicado en la revista de humor Muchas gracias, una de las más populares de las publicadas en los años 20 del pasado siglo, firmado por el escritor y periodista Felipe Sassone, quien utilizaba también el seudónimo Caramillo



Cartel
Muchas gracias, 20-XII-1924

El Liberal, 19-XII-1924

La Esfera, 24-I-1925


Publicamos aquí, como muestra de la participación de José Arrue en "LOS MAESTROS DE LA HISTORIETA", algunas de las que El Sol reprodujo en sus páginas: 

José Arrue, Los dineros del responso 


José Arrue, Un retrato al magnesio


José Arrue, Una consecuencia


José Arrue, La odisea de Peláez


José Arrue, "A pagar errenta"


José Arrue, "Contraprodusente"

José Arrue, La mejor defensa, el ataque



José Arrue, Dos fotografías


José Arrue, Inspiración divina


Inspiración divina fue la última historieta de José Arrue publicada por El Sol, el 28 de marzo de 1931. El 4 de abril del mismo año, diez días antes de proclamarse la II República, aparecía Crisol donde José Arrue continuaría colaborando. El nuevo periódico fue fundado, al igual que El Sol, por Nicolás María de Urgoiti, tras abandonar El Sol; al nuevo proyecto se sumó la redacción del periódico, con José Ortega y Gasset a la cabeza, así como Félix Lorenzo, quien asumiría la dirección.






Comentarios

Entradas populares de este blog

MUSEOS. Museo Arocena, Torreón (México)

INDICE

MUSEOS. Museo Athletic Club de Bilbao